miércoles, 17 de abril de 2019

los insectos


cuando pienso abro la boca
también cuando beso
y cuando duermo
por eso, ahora en mi estómago hay un enjambre
los huesos envueltos en telarañas
y en mi cabeza, un hormiguero
es extraño por los zumbidos y las picaduras
pero es más fácil convivir con un cuerpo
(con el mío)
si me siento una entomóloga experta
haciendo su investigación de campo
sobre la influencia de las avispas
en la forma de gritarme de arañarme
de maldecirme de tirarme del pelo
o sobre la octava plaga en los campos egipcios
ese sábado en el que conté por primera vez todas las grietas sobre el techo
mientras se corrían sobre mí
y las langostas devoraron mis cosechas
me dejaron tan hambrienta
que dije: hazlo otra vez
mis favoritas, cómo no, son las mariposas
aletean en mis manos
me hacen escribir poemas
y largas cartas de suicidio
trenzarme el pelo
y hacer pollo a la mostaza
claro que a veces quiero rociarme con insecticida
echarlos de mí porque son ruidosos
con sus alas sus patitas sus aguijones
para poder llenarme de pájaros
o flores o fenómenos metereológicos
como otra gente
en cambio, en mí siempre han vivido bichos
hasta que me coman otros bichos

lunes, 25 de febrero de 2019

en un columpio


a of. s.
 
la alimentamos de pasteles y fiestas de cumpleaños
dejamos que respirase brisas y murmullos
le trenzamos una corona de hierbajos y amapolas
amor de almidón, despedida de pájaro

se estiraba como el agosto
y se agitaba como los árboles
se cepillaba el cabello lleno de trigales
y nos miraba

ay, cómo nos miraba

la mimamos como si fuera nuestra
le construimos pasillos de ternura
la llamamos con todos los nombres de toda luz que entra
que guardamos para que nunca se quedara sin juguetes

se deshizo en risas de primavera
pestañeos nevados
pequeñas huellas de puntillas
visitas del primer aire

la despedimos con pañuelos e himnos
se calzó los mocasines de la escuela
prometió un amor y una despedida
aguardaremos tu nombre

jueves, 20 de diciembre de 2018

cuando la ciudad está tan viva, ¿cómo nos vamos a ir dormir?


la noche y sus inocencias
nos recuerda por qué tenemos
tantas ganas de quemarnos
en esta luz descubierta
por el hierro y las sirenas

bailamos bailamos bailamos
como si no fuéramos materia
no nos molestaran los cuerpos
gravitando como las sombras
tribales en torno al fuego

de pronto la anunciación
oh ángel de las bombillas, ten piedad
sobre estas manos sucias
te ofrecemos la sangre
and that sick beat

la oscuridad es larga pero deja a los amantes
creyéndose que la vida es reciente
gimen y se muerden bajo las farolas
ay amor, esta noche contigo
ha sido mejor que toda la vida conmigo